fbpx
Teléfonos de contacto

965724578 | 968909955

Atención al paciente

Puedes consultar el horario de nuestras clínica en sección de contacto.

Tarifa pensionista

10% Descuento en todos los tratamientos

Teléfonos de contacto

965724578 | 968909955

Atención al paciente

Puedes consultar el horario de nuestras clínica en sección de contacto.

Tarifa pensionista

10% Descuento en todos los tratamientos

¿Qué es la osteítis alveolar y cómo puedo tratarla?

El origen de la osteítis alveolar

La osteítis alveolar se origina ocasionalmente en la boca al realizar una extracción dental. No es algo habitual, ya que se suele dar donde la extracción ha sido especialmente difícil. Normalmente ocurre con la extracción de las muelas del juicio, en el maxilar inferior porque se acumulan restos alimentarios fácilmente.

Este problema consiste en un fuerte dolor continuo que afecta la zona donde se ha realizado dicha extracción. El dolor se genera debido al desprendimiento del coágulo que debería formarse en la zona de la extracción. Esto deja descubierto el alveolo, que puede provocar acumulación de restos alimentarios. Dichos restos provocan un retraso en la cicatrización y por tanto, un dolor intenso y problemas de halitosis. El coágulo protege el hueso, los tejidos y los nervios, por ello al desprenderse se vuelve tan doloroso.


¿Cómo se  soluciona este problema?

En primer lugar, si no padeces este problema, lo mejor es prevenir su aparición. Si se te extrae un diente, deberías llevar un cuidado de la zona lo mejor posible. Si fumas, dejar de hacerlo durante la recuperación es necesario para evitar cualquier tipo de infección. El uso de enjuagues bucales ayuda a mantener la higiene y previene la osteítis alveolar. De todas formas, lo más recomendable es seguir las indicaciones del especialista.

En caso de padecerlo, es prioritario acudir cuanto antes a la clínica dental para la revisión de un especialista. Para el tratamiento, se llevará a cabo una limpieza del alveolo infectado mediante irrigación y limpieza exhaustiva de la zona. Regularmente se recurre a apósitos sedantes y antibióticos para reducir el dolor que esta infección provoca. Realizar limpiezas con frecuencia hará que este problema desaparezca a los pocos días. Una vez la zona ha cicatrizado, el problema se ha solucionado por completo.

Si tienes cualquier duda, ven a Gio Dental para una revisión del estado de tus dientes.

Haz realidad la sonrisa de tus sueños!

Sonríe, estás en buenas manos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies