fbpx
Teléfonos de contacto

965724578 | 968909955

Atención al paciente

Puedes consultar el horario de nuestras clínica en sección de contacto.

Tarifa pensionista

10% Descuento en todos los tratamientos

Teléfonos de contacto

965724578 | 968909955

Atención al paciente

Puedes consultar el horario de nuestras clínica en sección de contacto.

Tarifa pensionista

10% Descuento en todos los tratamientos

Los 5 problemas que las muelas del juicio pueden llegar a ocasionarte

¿Qué sabemos de las muelas del juicio?

Para empezar, son los terceros molares que nos aparecen al final de la boca en edades entre 17 y 25 años. El nombre les viene dado porque a esa edad, la gente comienza a ser consciente y tener algo de “juicio”. Para los afortunados, que son el 10% de los casos, las muelas del juicio nunca llegan a aparecer.

En ocasiones solo aparecen de forma superficial, a ese estado se le llama dientes impactados. En estos casos, apenas se llega a romper la encía.

¿Cuáles son los síntomas que nos puede llegar a causar la presencia de estas?

Las muelas del juicio sanas que aparecen en la posición adecuada no tienden a dar problemas. Pero no siempre es así y por ello hay que estar atento para solventar cualquier problema antes de que empeore. Puede ocurrir que:

  • Aparezcan torcidas y molestando a las otras muelas colindantes, a estas se las llama muelas del juicio retenidas. Esto suele ocurrir por una falta de espacio que les permita desarrollarse con normalidad.
  • La formación de un quiste que dañe el hueso o las raíces.
  • Si aparece en un mal lugar puede dar dificultades para su correcta limpieza.

Estos síntomas pueden traducirse en estos problemas poco agradables:

  1. Halitosis o mal aliento.
  2. Encías enrojecidas y sensibles, incluso problemas de sangrado.
  3. Sabor desagradable continuo en la boca.
  4. Dolor en la mandíbula y dificultad para abrirla.
  5. Dolores en los oídos.
¿Que he de hacer para solucionar estos problemas?

El inconveniente de las muelas del juicio es que no puedes prevenir estos problemas. En su lugar, debes ir al dentista una vez cada seis meses para que te supervisen la aparición de estas.

En caso de notar alguno de los problemas anteriores, debes ir al dentista lo antes posible para tratar el caso. Las muelas del juicio que están provocando algún problema han de extraerse. Tras la extracción deben darse puntos de sutura para que la herida cierre correctamente. El dentista puede recetar antibióticos para tratar el dolor que se produce con esta operación. El cuidado tras la operación debe ser el mayor posible, ya que es posible que surja una osteítis alveolar.

En caso de la intención de usar ortodoncia, se deben extraer previamente las muelas del juicio para evitar problemas. No extraer las muelas del juicio puede tirar por tierra un tratamiento de ortodoncia realizado con anterioridad. Ignorar esto puede provocar la superposición de dientes y desplazamientos indeseados que ya se corrigieron en el pasado.

Acércate a tu clínica más cercana de Gio Dental para una revisión de tus dientes y nuestros especialistas te informarán de lo que necesites.

Haz realidad la sonrisa de tus sueños!

Sonríe, estás en buenas manos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies